Asesora de Lactancia

 

¿QUÉ ES LA LACTANCIA MATERNA?

 

Alimentar a una criatura con la leche del pecho de su madre. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) es la forma ideal de aportarle los nutrientes necesarios para un crecimiento y desarrollo saludables y prácticamente todas las madres pueden amamantar con buena información y apoyo de su entorno y del sistema de atención de salud.

 

¿CUÁNDO EMPIEZA Y TERMINA LA LACTANCIA MATERNA?

 

Siguiendo con la OMS, ésta nos dice que la lactancia materna empieza en el mismo momento en que nace el bebé y que el examen de los datos científicos ha revelado que, a nivel poblacional, la lactancia materna exclusiva durante 6 meses es la forma de alimentación óptima para los lactantes. Posteriormente deben empezar a recibir alimentos complementarios, pero sin abandonar la lactancia materna hasta los 2 años o más. En la especie humana no se conoce hasta cuándo puede durar, una medida puede ser “hasta que se caigan los dientes de leche”.

 

¿QUÉ TIENE QUE VER LA LACTANCIA MATERNA Y LA SALUD MENTAL?

 

La Lactancia Materna es la forma ideal de aportar nutrientes no sólo porque la leche de su madre está adaptada especialmente para cada bebé en cada etapa si no porque la forma en la que recibe esa alimentación también es la ideal: el olor de su madre, el calor, el tacto, el abrazo, el tiempo que pasa con ella, las miradas que se intercambian, esas pequeñas palabras, gestos… es la herramienta fisiológica del vínculo entre madre y bebé.

 

EXPECTATIVAS, DESEOS Y REALIDADES EN DATOS

 

Según la Encuesta Nacional de Salud de 2017, el 80% de las mujeres embarazadas deseaban la lactancia materna, sin embargo: a las 6 semanas el 73% de las mujeres han conseguido esta lactancia, a los 3 meses casi el 64% de las mujeres continúa y a los 6 meses tan solo el 39% de las madres prosigue amamantando a su bebé. Más allá no se conocen datos, pues esta encuesta sólo refleja el mínimo de lactancia materna exclusiva recomendado por la OMS y no el tiempo mínimo como alimento principal que son los dos años.

 

 

¿PARA QUÉ UNA ASESORA DE LACTANCIA?

 

En ocasiones según nace tu bebé todo fluye estupendamente y no hay problema alguno, tampoco con la lactancia.

Otras veces, los ajustes son más difíciles y con un apoyo puntual se soluciona e incluso a veces, se necesita un poco más todavía.

Una asesora puede ser aquella persona con la que informarte desde el embarazo, que acude a ese momento puntual una vez se ha producido la dificultad o que realiza un seguimiento más o menos estrecho de vuestra lactancia durante más tiempo.

La asesora escucha, acoge, propone alternativas adaptadas al caso específico y se ajusta a las soluciones encontradas por la mamá y su bebé hasta que nuevamente vuelven a continuar su camino sin ese apoyo.

 

¿EN QUÉ SITUACIONES PUEDO ASESORARTE?

 

- Asesoramiento durante el tercer trimestre de embarazo. Es la situación ideal, que la mamá y su pareja tengan cierta información práctica para que, llegado el momento, puedan ajustarse a esa nueva criatura y a la situación con la que ha llegado. Es adecuado para cualquier escenario, sin necesidad de tener alguna característica en la que se prevea posible dificultad (hipoplasia mamaria, ovarios poliquísticos, diabetes, obesidad...)

- Primeros días del bebé. Tanto si es tu primer bebé como si no, si ha sido cesárea, parto intervenido, ha habido separación o no, los primeros días de tu bebé (o múltiples) son claves para vuestra lactancia, una detección precoz puede determinar la continuidad o el fin de la lactancia. Las visitas pueden ser también hospitalarias. Consulta tarifas

- Posibles complicaciones: Agarre inadecuado, grietas o dolor en el pecho, ingurgitación, obstrucción, mastitis, rechazo del pecho, perlas de leche, síndrome de Raynaud, poca ganancia de peso, irritabilidad, aumento de producción de leche.

- Vuelta al trabajo: Si por esta u otra raz´´on tienes que pasar horas separada de tu bebé, puedo asesorarte para la organización y mantenimiento de la lactancia en función de vuestra situación concreta, por ejemplo, cómo extraer y conservar la leche si es necesario.

- Fases o períodos críticos: Hay momentos en que la lactancia se hace cuesta arriba y no encaja con ningún malestar físico. Asesoramiento en esos períodos, algunos normativos y otros más específicos puede ser un alivio para tí y tu criatura. Agitación por amamantamiento, d-mer, crisis de crecimiento, Latancia en duelo...

- Destete: la decisión de poner fin a la lactancia puede venir de tí, de tu bebé o de ambas partes y podéis estar más o menos de acuerdo en cómo y cuándo. Diferenes alternativas para su afrontamiento según vuestras necesidades.

 

Zuriñe Serradilla Hernáez

Psicóloga sanitaria Col. O-03322

Asesora de Lactancia

Doula

mamacreciente@protonmail.com

+34 660556461